Cuando me adentré en el mundo de la innovación educativa no fue sin miedo. Supongo que muchos de los que leáis este post os sentiréis más que identificados, o quizás no. En cualquier caso os contaré mi experiencia.

Ya hace algunos años que sentí que mi figura como transmisora de conocimientos en el aula ya no funcionaba. Me empecé a cuestionar que si todo el conocimiento está en Internet, qué hacía yo cada día en clase repitiendo los mismos conceptos que los alumnos podían encontrar en la red. Me parecía que algo había que cambiar y desde luego servirme de esta gran herramienta. Me empecé a sentir inservible para la función para la que fui llamada.

Veía como los alumnos se aburrían, porque eran meros espectadores de su aprendizaje, no participantes. Estudiaban, aún no sé si aprendían, porque había unos exámenes que hacer, unas notas que alcanzar,¿pero realmente disfrutaban, sentían, deseaban conocer más, experimentaban el conocimiento como algo real?

Creo que en el aprendizaje, como en otros aspectos de la vida, el ser protagonista y motor es mucho más gratificante y motivador. A todos nos gusta darnos cuenta que aprendemos por la propia experiencia, no por lo que nos cuentan. A los alumnos también, y a los adolescentes más.

En este sentido, decidí eliminar de mis clases el libro de texto, que aunque es una referencia y apoyo, es insuficiente y castrador para los alumnos. Quizás para los profes, nos guía y nos hace la tarea más cómoda, pero reduce tanto las posibilidades.

El vértigo fue brutal, entrar en un aula solo con tu experiencia, tu escasa sabiduría y 25 adolescentes demandantes de información, conocimiento y atención  asusta un poco. Comencé a trabajar por proyectos. retos y problemas ¿no es ésta la vida real?. El aula tiene que ser el comienzo de la vida real, la simulación de lo que en un futuro van a tener que enfrentar.

El iPad me ayuda cada día a cambiar mi rol como profesora. Sé que muchos profesores tienen cierto respeto, sino miedo a enfrentarse a un montón de adolescentes con un “ferrari” que no se sabe qué velocidad puede tomar. Miedo a que los chicos tengan la posibilidad de un acceso abierto e ilimitado a Internet. Me di cuenta que también esto es un esfuerzo y un reto: conseguir concienciar al alumnado del buen uso de la herramienta, dejarles experimentar. La mayor parte de las veces nos sorprenden y en positivo.

Reflexionemos y compartamos esos miedos, vértigos, seguro que así estos fantasmas cada día son más fugaces.

Anuncios

En el ámbito pedagógico, el Estilo de Enseñanza del docente es un factor muy a tener en cuenta, en el proceso enseñanza-aprendizaje. Estos estilos se pueden delimitar en función de la práctica docente que se fundamentan en actitudes personales del IMG_0309profesor que le son inherentes debido a su propia personalidad, o a su experiencia académica y profesional.

Marcaré cuatro diferentes estilos de enseñanza:

Estilo de enseñanza abierto. El docente favorece con preferencia al alumnado el estilo de aprendizaje activo. Los profesores con este estilo se plantean habitualmente nuevos contenidos, aunque no estén establecidos en el currriculum. Motivan a los estudiantes con actividades novedosas, relacionadas en torno a problemas reales de su entorno, y los animan en la originalidad en la búsqueda de realizar la tarea. Promueven el trabajo en equipo y la generación de ideas por parte del estudiante sin ningún límite formal. Suelen cambiar con frecuencia de metodología, promueven las dramatizaciones y otras estrategias metodológicas de carácter abierto para que en la clase se asuman roles y se realicen debates y otras actividades que hagan del aula un espacio dinámico. Son activos, creativos, innovadores,  flexibles y espontáneos.

Estilo de enseñanza formal. Son partidarios de la planificación detatallada de su enseñanza. Se rigen estrictamente por lo planificado, no admiten la improvisación y no suelen impartir contenidos que no estén incluidos en la programación. Fomentan y valoran en los estudiantes la reflexión. Prefieren el trabajo individual al grupal donde los roles estén bien delimitados y alumno sepan en todo momento que deben hacer. Anuncian las fechas de los exámenes con mucha antelación, otorgan mucha importancia a la extensión y profundidad de las respuestas, además de su realización , el orden y el detalle.Se inclinan por estudiantes tranquilos, reflexivos, metódicos y ordenados. Son responsables, cuidadosos, tranquilos y con mucha paciencia.

Estilo de enseñanza estructurado. Los docentes de este estilo, le dan mucha importancia a la planificación, que sea coherente, bien estructurada y presentada. Tienden a impartir los contenidos integrados en un marco teórico y sistemático. La dinámica de la clase suele desarrollarse bajo una cierta presión. En general ,no son muy partidarios del trabajo grupal, y si alguna vez establecen grupos de trabajo es por homogeneidad intelectual o por notas. Inciden en mantener un ambiente de aula ordenado y tranquilo, en el que nos dan cabida a la espontaneidad, a las respuestas no razonadas, a la ambigüedad y a las respuestas con objetividad. Son objetivos, lógicos, perfeccionistas y sistemáticos.

Estilo de enseñanza funcional. Son partidarios por la planificación y están muy preocupados de cómo llevarla a cabo en la práctica. Otorgan más importancia a los contenidos procedimentales y prácticos que a los teóricos. Con el alumnado son partidarios del trabajo en equipo, dándoles las instrucciones lo más clara y precisas posibles. Continuamente orientan a los estudiantes para que no caigan en el error. En los exámenes tienden más a poner ejercicios prácticos que teóricos, en los que exigen respuestas breves, concisas y directas. Tienen muy arraigado el concepto de utilidad.

Si eres profesor y me estás leyendo en qué categoría te definirías, ¿tus alumnos obtienen su máximo rendimiento con tu forma de enseñarles? ¿Estarías dispuesto a cambiar tu metodología?

Estamos viviendo profundos cambios, por otra parte, necesarios en todos los ámbitos de nuestra sociedad. El aprendizaje de nuestros alumnos, futuros profesionales, no es una cuestión baladí y parece que en la manera de aprender se impone un cambio. A lo mejor ya es hora de cuestionarnos los docentes que también nosotros tenemos que ser un motor primordial e impulsador de ese cambio.

Como profesora, cada mañana me levanto con el sueño de que esto es posible, de que las aulas de nuestros centros educativos se pueden convertir en espacios dinámicos, interactivos, en que los alumnos sean los protagonistas de su propio aprendizaje. No aulas pasivas, que fomenten alumnos que “tragan” explicaciones magistrales de sus profesores, que reconozcamos, en muchas ocasiones son infumables.

¿Y si nos planteamos que hay otras alternativas más eficientes? Es evidente que este modelo que vivimos, más o menos impuesto, es completamente ineficaz. También los “profes” tenemos mucho que decir y hacer.

Blog dedicado a Innovación educativa, aplicaciones y proyectos para el aula. Creado por Pilar Izquierdo Lillo, profesora de Lengua y Literatura. Otras hazañas

Javier Tourón - Talento, Educación, Tecnología

Blog dedicado a Innovación educativa, aplicaciones y proyectos para el aula. Creado por Pilar Izquierdo Lillo, profesora de Lengua y Literatura. Otras hazañas

Taza de letras

Blog dedicado a Innovación educativa, aplicaciones y proyectos para el aula. Creado por Pilar Izquierdo Lillo, profesora de Lengua y Literatura. Otras hazañas

Un lugar en el mundo

Blog dedicado a Innovación educativa, aplicaciones y proyectos para el aula. Creado por Pilar Izquierdo Lillo, profesora de Lengua y Literatura. Otras hazañas

Blog dedicado a Innovación educativa, aplicaciones y proyectos para el aula. Creado por Pilar Izquierdo Lillo, profesora de Lengua y Literatura. Otras hazañas

Javier Tourón - Talento, Educación, Tecnología

Blog dedicado a Innovación educativa, aplicaciones y proyectos para el aula. Creado por Pilar Izquierdo Lillo, profesora de Lengua y Literatura. Otras hazañas

Taza de letras

Blog dedicado a Innovación educativa, aplicaciones y proyectos para el aula. Creado por Pilar Izquierdo Lillo, profesora de Lengua y Literatura. Otras hazañas

Un lugar en el mundo

Blog dedicado a Innovación educativa, aplicaciones y proyectos para el aula. Creado por Pilar Izquierdo Lillo, profesora de Lengua y Literatura. Otras hazañas

A %d blogueros les gusta esto: